HOME STAGING: Una excelente herramienta de marketing inmobiliario

¿Alguna vez has querido comprar o alquilar una casa, pero cuando la ves no te sientes identificado con ella? ¿Piensas que está muy personalizada por los anteriores dueños o que tiene una decoración muy marcada? El Home Staging, cuyo significado se define como “puesta en escena de la casa”, nace para terminar con esta sensación que tienen muchos compradores. Te lo explicamos con detalle.

Esta técnica de marketing surgió en los años setenta en Estados Unidos de la mano de Barbara Schwarz. Como decoradora, se le ocurrió la idea de aplicar sus conocimientos en la comercialización de inmuebles.

El Home Staging no empezó a funcionar hasta los años 80, pero una vez dio inicio no paró debido a su éxito: se expandió rápidamente por Canadá y Australia, y llegó hasta Europa en la década de los 90, donde empezó especialmente en los países escandinavos.

Lo que pretende este concepto tan nuevo para muchos es darle un aspecto más atractivo a la casa convirtiéndola en un espacio neutro y acogedor para los visitantes, de tal forma que se pueda vender lo más rápido posible al mejor precio.

 

Fuente: Hoy Lowcost

Los principios básicos del Home Staging son:

  • Despersonalizar: se eliminan los detalles personales como fotos o recuerdos con el fin de que sea lo más neutro posible.
  • Ordenar y despejar: dar un toque acogedor al espacio con complementos necesarios como una alfombra, un jarrón, muebles, cojines, etc.
  • Ambientar: se utiliza una paleta de colores con tonos neutros y mobiliario atemporal que aplique a todos los públicos.
  • Limpiar: el espacio debe estar impecable.
  • Organizar el espacio y armonizar: se contratan los servicios de un fotógrafo quien se encarga de elaborar un reportaje fotográfico completo.

 

¿A qué tipo de inmuebles se le puede aplicar el Home Staging?

Esta técnica de marketing se dirige a todo tipo de inmuebles como despachos, grandes o pequeños, casas o apartamentos de segunda mano o nuevos, modernos o clásicos, en venta o el alquiler.

El Home Staging no sólo se aplica a viviendas económicas sino también de lujo ya que el público para este tipo de inmueble no compra un producto sino un sueño que no está al alcance de todo el mundo.

Por otro lado, el Home Staging no sólo beneficia a los propietarios sino también a las inmobiliarias ya que esta técnica les permite mejorar la presentación del inmueble y agilizar el proceso de venta.

Lo mejor es acudir a un profesional para que pueda ayudar al propietario de revalorizar su inmueble. También hay que tomar en cuenta que es un proceso que requiere tiempo y experiencia para lograr que el espacio luzca lo más apropiado posible.

No hay comentarios

Publica tu comentario